En la memoria un cuerpo desnudo

Cuando hace frío pueden usarse remedios de casa para sanarse, diría el boticario que no hay enfermedad en el clima, solo se usa un abrigo, se toman bebidas calientes o se acerca uno al fuego. No es así, se equivoca el hombre de la farmacia de cabo a rabo, cuando hace frío uno se enferma de melancolía y sufre una ausencia física que siendo traslúcida e inasible no puede abarcarse en modo alguno. El mejor de los remedios, enseñado y transmitido oralmente de generación en generación, es dibujar en la memoria un cuerpo desnudo y luego línea a línea recorrerlo con la mano, abierta al contacto y a la gustosa ceremonia de tocar y hacer sensible al cuerpo imaginado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s