La humedad que ella ofrece

Luces como lunas, adelanto mi boca a tus ojos, no me escuchan, me presienten, pongo un beso en la punta de tus párpados, giro hacia el centro, pongo un beso en el extremo próximo de la nariz, extiendo toda mi ternura en el roce, es necesario el descenso, tu boca, la boca, dice “A”, yo digo “I”, así abierto y cerrado se juntan, los labios pasan cuenta de cobro a la lengua, exigen la humedad que ella ofrece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s