Escribir en el silencio

Le preguntamos por qué no escribía más, nos dijo, las máquinas de escribir han sido construidas en el extranjero, el papel es distribuido por la industria, la tinta y el lápiz tampoco son de acá, me da miedo que ahora ellos quieran poseer también nuestras palabras. Le dijimos, no te preocupes, tus palabras son de todos, le pertenecen a la libertad de quien lee, ahora puedes poner tus palabras en internet, ahí todo es de todos, entonces nos preguntó, ¿están seguros de que eso no les pertenece a otros, no dicen ellos que al ser el medio también son dueños del contenido? Insistimos de muchas maneras para calmarlo hasta que pidió quedarse solo, ahora escribiría en el silencio para ser leído solo por aquellos que miran con el alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s