Mis internas afecciones

No me gustan los zoológicos porque sus animales enjaulados me recuerdan que como ellos hay muchos dentro de mí sin posibilidad de libertad alguna, unos porque ante su falsa domesticación prefiero sostenerlos tras la reja sin que se atrevan a salir y hacer de mí ese que no es aceptado, otros porque adolecen de esclavitud y quieren que la cima sea la libertad, para esto no me preparó la domesticación social.
No me gustan los zoológicos porque quienes los visitan pretenden una altura superior, una satisfacción por ser el asta izada con inteligencia, y de ese modo me miran los que se ocupan de criticar mis internas afecciones, mis dolidas quejas, creen que la raíz profunda de mis pensamientos, los sentimientos pegados a los huesos son huéspedes que enferman mis actos, porque están por fuera de lo que creen es cordura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s