Voces en posición de ataque

El fluido eléctrico ha detenido sus pasos, esa es la expresión que usé para referirme a la imprevista oscuridad. Dejé en la mesa el libro que leía, y busqué el diccionario, me inquietó pensar en el significado dado a la palabra ‘fluido’, lo encontré, ya luego olvidé el origen de la inquietud y se me ocurrió que la energía es un río artificial lleno de peces con ojos brillantes que llegan hasta los bombillos para brillar dentro de ellos. Una luz liviana, la de la pantalla del celular, posa sobre el papel, yo vuelvo sobre el poema, me gusta la imagen del cuarto verso, es de una mujer, una que llega ante el espejo y sonríe, en el séptimo verso la mujer toma el cepillo de dientes y con él empieza a quitarse la sonrisa. Hay pasos, demasiados pasos en la sala, voces en posición de ataque, cuerpos inasibles en movimiento, el libro ofrece un refugio, la mujer me ve reflejado en el espejo, suelta el cepillo y su rostro pinta una mueca de sorpresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s