Estés aquí sin buscarte

Tú sabes de la línea oblicua con la cual inicio la escritura de mi nombre, lo pronuncias sin alargar o acortar los acentos, no en voz alta, solo lo dices en secreto para tus pensamientos. Tú recoges del aire mensajes secretos, lo haces al abrir las manos y sin notarlo los llevas hasta tu piel en donde quedan grabados siempre, ahí están los míos, no llegan por mis manos, son invisibles, incluso para mí. Desde ayer, y ayer es una manera de referirme a aquello que es recuerdo, he acomodado mis pensamientos lejos de mí, para darme una tregua, un respiro, un descanso de querer que estés aquí sin buscarte.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s