Anuncio tempranero del sueño

Hace unas noches, tras el anuncio tempranero del sueño y la complacencia del cuerpo por el descanso, habiendo sido vencido frente al televisor sin previo aviso de guerra, doblado en el sofá como los ebrios en las sillas de los bares, así estuve deshilvanando la fuerza que sostiene al cuerpo sentado, caí dormido sin que esto merezca relevancia alguna, un hombre cansado duerme frente al televisor en la sala de su casa, en cambio, el sueño al que accedí se convirtió en una campana dentro de la que aún estoy retumbando, eso mismo, yo era el badajo en movimiento constante dando las horas. Ahora, tras esa noche de sueño, un temor me convida al temblor cuando noto que al reloj le faltan segundos para que la campana haga el anuncio de la hora siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s