En mi cama el deseo honra tu nombre

La noche cruza un extenso valle cubierto de lluvia, tú duermes, yo espío tu sueño con el único propósito de ver el sol en tus ojos de uva.

Grita como la lluvia y calla como el sol. Mis oídos escuchan tu caudal de voces. Sé mi música, para ti danzan mis deseos.

Ávido de ti te pienso y comprendo al sol cuando se posa liviano y frágil sobre tu piel.

Yo soy un poco tú cuando el silencio de tu cuarto te despierta y buscas tus manos para juntarlas en un abrazo propio antes de levantarte.

Lo que quiero es simple, y todo lo simple es profundo y eterno, quiero que sientas que es mejor conmigo.

Ando extrañándote y no se de quien es la culpa, si es por el contagio de la luna o por el silencio que llega con la música.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s