Te sanas de negarte

La mujer que me gusta toma mis manos y las pone en su cara, me dice, tú tienes el poder de sanar con las manos, yo la acaricio y le sonrío, luego, insiste, tus manos te sanan en cada ocasión que te permites la caricia, tu corazón se ensancha y en él caben todas las posibilidades, te sanas de negarte oportunidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s