Juntarnos para sanarnos

Hay que juntarnos, y propiciarnos otra herida o sanarnos las antiguas. Somos tejedores y el encuentro es de tejer y de soltar, de darle hilo al otro para reparar lo roto, de soltarle aquel que solo está agrietando más la herida, así también, al juntarnos le ponemos en la piel nuestras espinas, cuánto nos duele herirnos y lo hacemos sin saberlo. El aire elevando las cometas, ofreciendo la danza en las ramas de los árboles, yendo y trayendo en su boca el canto de la tierra, el aire entrando pesado a los pulmones, su dolor de tiempo, la esperanza y el duelo, todo llega como él para juntarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s