Juntarnos para la memoria

Juntémonos, para olvidarnos luego, para que en este instante las heridas no nos duelan y, de pronto, por casualidad nos vamos entregando y sanando, como si la ofrenda trajera en sí misma la sanación para todas las heridas. Juntémonos porque la memoria tendrá de este instante un recuerdo memorable y no estará sujeto a orden gráfico alguno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s