Atravieso una línea recta

Yo cruzo la tarde apostando a los milagros laicos: la fuerza del cuerpo, la resistencia de la mente y el inexorable tiempo que despoja al día de las horas. Salgo a la calle con rostro de herradura, cincelada y martillada con el pulso de quien no conoce simetrías. No es una moda aceptada este descuido con el cual nada emociona para firmar una alegría troquelada. … Continúa leyendo Atravieso una línea recta

Milagros fugaces

Capítulo I Juan asistió a la celebración religiosa en su barrio porque: Una vecina que le gusta asiste allí los viernes. Le pareció interesante la celebración Practica esa religión Sintió una conexión espiritual esa noche Capítulo II Los eventos ocurridos se volvieron virales. El cuarto viernes que ocurrieron milagros en el templo no había un espacio vacío para ingresar, incluso muchas personas se quedaron fuera. … Continúa leyendo Milagros fugaces