Manos para la escritura

Algunas noches, ella pone mi mano entre sus piernas, me dice, hace frío, el calor se sale por cualquier parte, tú atrápalo. Yo dejo la mano ahí sin presión o movimiento, como una puerta que vigila, como una ventana que observa, como una manta que acoge. En la mañana, ella mira mi mano, examina las líneas, suele decir, así, aunque no recuerdo los sueños, los … Continúa leyendo Manos para la escritura

Aproximaciones

Sigo sin comprender la aproximación del ojo masculino a las curvas femeninas, por ejemplo, esta noche cuando veía a una mujer en la calle pude observar en sus senos una pendiente que antes se me había negado, debió ser el saco abierto o la blusa ajustada, estuve insistiendo en lograr un entendimiento razonable entre mi capacidad de concentración y la curva sin descripción posible. No … Continúa leyendo Aproximaciones

Sorpresas oportunas

El hombre en la portería del edificio me saluda primero desde su lugar y luego sale para alcanzarme antes de que yo cruce por completo el pasillo, me dice, “vino la muchacha bonita, me dijo que no tenía llaves, pero que dejaría una nota debajo de la puerta”. Digo gracias y me despido, mientras camino hacia el ascensor pienso en la pérdida de la sorpresa, … Continúa leyendo Sorpresas oportunas

Eres un ser biológico

Por hoy piensa que el único compromiso que tenías con la vida era estar aquí y ya lo has logrado, y que la recompensa por estar es percibir el universo, sentir que estás conectado con los otros. No pienses hoy como un ser social que está obligado a los parámetros impuestos por la cultura en que vivimos, piensa que eres un ser biológico y entonces … Continúa leyendo Eres un ser biológico