Llantos

Yo soy todos esos niños que lloran en la noche al darse cuenta de que duermen solos, tremendo descubrimiento al que están sometidos en el medio de la noche, no el miedo a una figura oscura que brille en la penumbra espesa, no el temor a lo que está distante y parece aproximarse con la fuerza de un golpe, no a los ruidos extraviados entre los objetos que por el calor en el día se ensanchan y con el frío vuelven a su sitio, no por el viento que a él mismo dedica cantos incompletos. Yo soy como esos niños que lloran en la noche porque saben que están solos y pueden ser abandonados en la inmensidad del universo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s