Amor y comida

Volvimos al recetario en la cocina, a la lista de ingredientes y las observaciones sobre el modo de preparación, la abuela había adicionado una nota, en la que estaba escrito esto: el amor es como la comida, la preparas con lo mejor que tienes, le pones todo el esfuerzo y talento al que tienes acceso, concluyes el plato y lo sirves para que sea consumido en unos minutos, luego desaparece. ¿Duró para toda la vida? No. No es para toda la vida. Si quieres y puedes, haces otro plato, el mismo o mayor esfuerzo, otras técnicas y más preparaciones para que todo sea consumido en unos minutos. El amor, como la comida no es para toda la vida, debes tener claro eso, el amor es apenas ese ratico para el que hiciste todo el esfuerzo. Lo que debe ser para toda la vida es la constancia en esforzarte para hacer cada plato las veces que tengas que prepararlo para llevarlo a la mesa.

Imagen de rawpixel en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s