Sorderas

Entre hielos y disparos musicales se oculta la cordillera oscura de tus nombres. Un vacío da lugar al siguiente y el anterior deja ecos brumosos sobre el aroma estéril que llena la copa. Te llamé ternura y eras embrujo. Busque tus navíos y ellos no resistieron la sal de tus puertos. Tu lenguaje de milenios secretos dejó en mi boca el sabor de los sordos musicales. Tus verbos y los míos se conjugan en primera persona, la primera persona del plural está ausente. La ventana cae ante la represión del viento, todas las cartas llegan a leer su duelo a mi soledad de trueno.

Imagen de 453169 en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s