Tus manos limitan con la boca

Así van las palmas abiertas siendo instrumento dirigiendo la apertura de caminos, como exploradores pidiendo espacio abierto para colonizar entera las tierras acariciadas, así van las manos como brújula acrecentando la certeza de que aquello recorrido es la perfecta ruta para que dentro de la gruta pueda tallarse insistentemente hasta cuando una nube deje caer la lluvia, y los charquitos den testimonio de la furia con la cual fue sostenido el deseo en instantes previos.

Una muestra diminuta de los estallidos posibles, de la fuerza guardada en las piernas tensadas, en los brazos alargados y la boca semi abierta.

Imagen de Alexandr Ivanov en Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s