Amorosos

He sabido de una mujer cuyo amor por mí le despierta toda sabiduría oculta sobre su cuerpo, y ella se la guarda para sí mientras vive plácida y tranquila su vida expuesta, cuando no, y me refiero a sus momentos de sueños secretos, se desentiende de toda apreciación marítima del mar, del frío de los páramos, de la soledad en la arena del desierto, y vive, vive conmigo satisfecha imaginando despierta que mañana estaremos viendo desde la ventana de un hotel hacia un río en el que pronto bajaremos a tener sexo sin otra comprensión que sentir al río nombrarnos con el único nombre que el universo reconoce a los seres humanos, amorosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s