Alineaciones paralelas

Yo metí mis manos bajo tu blusa
Me acusaste de que estaban frías.
Acerqué mi cara a tu mejilla
Te quejaste de mi barba afilada.
Mordí tus hombros donde el sol los mira
Diste un grito de campana porque todos lo verían.
Llamé a tu teléfono insistente en el horario del sueño
Tu reclamo se hizo fuerte porque ya no dormirías.
Atrapé tu risa en una red construida con la mía
Hiciste un gesto, otro, uno más ya que libre la querías.
Inventé una historia y puse tu nombre en ella
Pensaste y lo expresaste, es una equivocación ser nombrada.
Todos los juegos de mi infancia cayeron heridos en tu cuerpo,
Entonces dijiste,
Ahora cuando tu infancia me pertenece
Dispongo para tus manos todos mis colores
Exijo para las mías cada uno de los tuyos
Este es el modo en que nos teñiremos con la fuerza que el otro tiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s