Breves instantes, el tiempo

Te palpas los brazos, te hueles, todavía hay aroma de la crema que usas en el cuerpo, todavía con pequeños titubeos aparece la esencia de tu perfume, esa debe ser tu cuarta dimensión, eres alta, ancha y profunda, pero también, tienes la forma de tu aroma. Vuelves a ver el reloj, el tiempo ha ido más a prisa cuando has estado diluyéndote entre ideas, intentas retomar una de hace un par de días, no lo logras, te quedas con tu aroma, usas toda tu capacidad olfativa para imaginar cuál sería esa cuarta forma, la de tu aroma, en qué se diferencia de la forma aromática de los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s