Antología de ti, lo estoy en tu memoria

La tristeza tiene un tiempo de caducidad, una fecha de expiración, y me gusta verla en el límite cuando viaja por la sombra y se transforma en noche.

Ella: Solo estaba desnuda en tus ojos, ahora solo lo estoy en tu memoria.

Yo: De los placeres de la lengua, nombrarte, tu nombre repetido y las formas de tu cuerpo salivadas en mi boca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s