Cede, cede para que sea yo la sombra

De todas las ciudades, amo las que titilan en tus ojos, a ellas consigno mis apuestas, por sus calles los dados y la ruleta, sea el azar y no la estadística, sean los pasos sin medida, sea yo la sombra tras tus pestañas, quien pueda desbordarse en tus calles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s