Sin sonidos en el aire

La mujer que me gusta es una mujer que cabe sin esfuerzo en mis ojos, entra sin que le hagan falta los atajos, cruza festiva expresando la alegría que es ser ella misma. Se cuela con ventaja en mis oídos y siendo su voz un bosque de palabras y sonidos pongo toda la atención para escucharla. Es en el silencio el mismo bosque, sin ninguna distancia deja en la prontitud del movimiento de sus labios el espacio para apreciar de nuevo los acentos o para mantener el fluir del sin sonido en el aire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s