Abreviaturas

Esta mañana me diste un beso en la mejilla, de los acostumbrados al saludarnos, sin embargo, sentí que tu perfume temblaba en mi respiración, y tus pies se movieron del modo en que lo hacen cuando en la noche abres tu madriguera y pones tus satélites a brillar para quien te ama. Yo, este yo de mirada sin fin, de ansiedad incumplida, pienso ahora en tu boca abierta, en el labio cercano, en tus manos aladas, en me deseas anoche y esta mañana, cuando decimos “hola” nos tocamos en pensamientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s