Aprendizajes

Uno de mis momentos de tristeza en el día es cuando llego en la noche a la casa y sintetizo lo que he aprendido sin poder recordar algo para ser mencionado, no estoy siendo exacto y no hace falta, muchos dirán que se aprende en cada interacción con el mundo, seguro es así, sin embargo, mi anotación es a esos conocimientos a los que se llega con el propósito de aprender. Uno de mis momentos de miedo en el día es cuando en ese mismo momento presiento que me he cerrado a la aventura del aprendizaje y me quedo solo con la interrelación con los otros, que no estoy diciendo que no se aprenda así, a lo que me refiero es a saber en un momento preciso algo nuevo, a aceptar que no lo sabía antes. Uno de mis profesores en el colegio exigía escribir todo con bolígrafo para mantener incluso las equivocaciones, de esa manera cuando se use el material para repasar podrían aclararse los errores y no repetirlos. En la universidad un profesor me decía lo contrario, deja de tachar tanto, usa un lápiz, así borras y no quedan esos manchones que vas dejando en cada equivocación cometida.

Estoy tomando clases, no importa en este momento mencionar el motivo por el cual estoy tomándolas o la línea de conocimiento a la cual me estoy abriendo, el instructor me dice con la preocupación de los profesores de la infancia, usa un lápiz, ten un borrador para evitar esos tachones hechos sobre la página. Tomo el borrador, el lápiz, el tajalápiz y los dejo junto al libro de notas, escribo para poder borrar en cualquier momento, miro a la hoja como si de la vida se tratara, creo con solemnidad que nada podrá borrarse de ella, el borrador está disponible para hacerlo, claro en la vida no existen estas posibilidades. Hoy aprendí que uno de mis escritores preferidos dice lo siguiente, lo copio tal cual aparece en Internet, “{…}sus obras usan un vocabulario limitado y frases cortas para imitar la forma en la que una persona normal cuenta una historia hablaría{…}”. Aprender, a eso me dediqué esta mañana y se me quedó eso del escritor al que ya hice referencia, pero no voy a escribir su nombre.

En alguna época del colegio y de la universidad debía aprender con exactitud las definiciones leídas de los libros, estoy en eso, en aprenderme la definición de una palabra, en ser capaz de repetirla y expresar su definición de diferentes maneras. Hay un diccionario en mi casa, es de color verde y no es mío, lo dejó uno de sus hermanos, si es una herencia sigue ahí intacto, si no lo es también, vuelve a él cada cierto tiempo a buscar una definición e vez de hacerlo en internet en donde sería más fácil. En la página 454 se encuentran las palabras que inician con P, la palabra escogida es “partenogénesis: Tipo de reproducción sexual que consiste en el desarrollo de una célula reproductora hasta llegar a formarse un nuevo individuo, sin que se produzca fecundación”.

No tengo un uso para la palabra en mis conversaciones diarias, de hecho en esta se me había ocurrido plantear que en el futuro los machos mamíferos de la raza humana no serían necesarios ya que las mujeres podrían utilizar la partenogénesis para reproducirse a partir del óvulo. Leí en una página sobre los intentos realizados para hacerlo, no ha sido posible, no quiere decir que en el futuro cercano no pueda hacerse, es decir, si en los seres humanos el sexo no tiene una relación exclusiva con la fecundidad, en las décadas por venir, ni siquiera el hombre tendrá una relación directa con la fecundación. Me parece, y he aquí uno de los momentos de tristeza, no recordar con exactitud algunas obras leídas, me parece que en “El mundo feliz” de Aldous Huxley plantean eso, es decir, la idea de por sí no es original o única. Me gustaría hablar de la película Gattaca (película de ciencia ficción de 1997 escrita y dirigida por Andrew Niccol), la manipulación de los genes es un asunto del que me gustaría saber, en esa película plantean la predisposición de los seres humanos a ser primero pasionales (emocionales o instintivos) por encima de las capacidades racionales. No hablaré de la política, en voz baja creo que conecta co la palabra “partenogénesis”, sin embargo, no tengo más que una intuición.

En el lugar al que voy a tomar café los domingos atiende una muchacha que se me antoja desprovista de sexualidad, ni sus gestos, movimientos, aromas, manera de vestirse o sus palabras parecen estar alineadas con mi idea acerca de la sexualidad, creo que ella podría ser una mujer nacida bajo la idea de la “partenogénesis”, claro, no hay una relación científica, ni siquiera una palabra seria en esto que digo, pero es solo por decir cosas mientras me voy quedando con alguna idea más clara sobre la palabra. No sé si esta noche tendré un momento de alegría al recordar que he aprendido algo nuevo, al saber que no me he negado al conocimiento nuevo, no lo sé, por ahora este es un buen lugar para descender y dejar que el mundo siga sin mí por unos instantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s