Un ángel en mi ruta

La otra noche, mientras tú dormías,
el ángel que guarda tus sueños,
visitó mi cuarto y me hizo compañía.
Hablamos de la pesadez de las penas
y de lo interminable de las alegrías.
Por unos momentos me escuchó en silencio
y trató de entender el por qué de mi fantasía.

Me habló de tus cosas,
entonces creí entender tus enojos,
lo mismo que el por qué te entristecías.
Hasta llegué a sospechar que le tienes
temor a la vida.

Hicimos escala en la estación del amor.
Allí discutimos, yo lo hice con temor,
pues él, ajeno a todos mis sueños,
quiso por encima de todo, imponer su razón,
y afirmó de lo tuyo conmigo,
que es una utopía!!

Yo le enumeré cada una de las cosas
por las cuales me apasiona tu compañía.

Le hice saber que antes de salir el sol
yo dibujo una sonrisa en mi rostro
porque tú eres mi primer pensamiento del día.

También le dije que mientras el sol
se cuelga del cielo
yo viajo contigo en el tren de mi vida.

Le conté que las noches las paso contigo!
pues, junto a mi cuerpo encuentro el tuyo
mientras tú me deseas buenas noches
con un beso en la mejilla!

No se por qué, pero lo hice.
Aseguré que es mucho el amor que me tienes
y que en cada palabra tuya
hay una palabra mía.

De todo esto, hace varios días,
y yo aún no me repongo de la golpiza
que ese ángel tuyo me dio
mientras yo dormía.

Un comentario en “Un ángel en mi ruta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s