Diarios Innecesarios LV

Yo recuerdo haber confesado mi amor a una mujer de quien dije siempre lo sabía todo acerca de mí. No sirvió de nada dije durante un tiempo, ahora pienso que sí, fue necesario que ocurriera mi declaración amorosa para que ella tuviese la certeza de saberlo todo sobre mí. No sé si dije te amo, o me gustas, o quiero algo contigo, nunca fui bueno en eso, de hecho tuvE que hacerme valiente y tomar prestada una sinceridad y una valentía ajenas, no digo haber mentido y usado palabras no propias de mi corazón, digo, fui completamente sincero, sin embargo me comporté como otros porque si hubiese sido como yo mismo me hubiera quedado callado toda la vida.

Después de varias líneas pienso en como remediar este sinceramiento (no sé si exista esta palabra pero solo se me ocurre que ella expresa lo que siento y no tengo ánimo de usar otra) pero voy a dejarlo acá, del mismo modo en que la nube deja las gotas sobre un lago que no es espejo de nadie pero permite a las nubes verse reflejadas antes de caer completas a la tierra. Yo la recuerdo, con una sonrisa serena, linda y alegre, a veces la pienso y otras veces también la olvido porque eso pasa con ciertos amores, uno convive y se conmueve con ellos todo el tiempo.

Hace frío, leí una novela corta, la empecé en la tarde, hacía tiempo no leía una novela en el mismo día, había perdido esa costumbre, bueno, lo voy recuperando. La culpa no es de la novela, es de mi memoria que se atravesó de pronto como una estación que no estaba en el mapa y aparece para ser de obligatoria detención para un tren que va de paso. En la novela, apenas unas líneas me trajeron tremendo pedazo de recuerdo, ella sonriente, con su alegría plena y su rostro hermoso. Es así, estas cosas pasan y sin darme cuenta las voy contando, innecesario por cierto, quizá para partir la noche entre desazón y certeza.

Yo la recuerdo y me confieso fiel a su recuerdo, ahora volveré a la página de la novela, pondré una marca en el papel y quizá me quedé un poco quieto escuchando a la noche que como yo recuerda a la mujer a quien le dije te amo, me gustas, o quiero algo contigo, aunque ya no recuerdo cómo se lo dije.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s