INSTINT-RTE 9

  9Habíamos comprado una docena de flores para dejar regadas en el
apartamento. Viviana tenía la idea de que las flores ya estaban muertas
desde el momento en que eran cortadas y cuando eran compradas, el
comprador podía elegir el método con el cual les daría sepultura; así,
nosotros llevamos las flores y pusimos una seguida de la otra,
aparentando un camino desde el balcón hasta uno de los baños. El
teléfono hizo lo apropiado para su esencia, timbró e interrumpió la
disertación en la que Viviana se había comprometido desde antes de
llegar al apartamento. Yo levanté el teléfono, saludé, con un ademán le
dije a Viviana que mejor nos acercáramos a la cocina para preparar el
almuerzo. Ella me siguió, iba escuchando lo que yo decía, al comienzo
mi interlocutor hizo las preguntas comunes, obtuvo las respuestas
acostumbradas, luego empezó su narración dolorosa. Estaban en un punto
muerto en la relación con su esposa, él la quería, la deseaba tanto y de
tantas maneras que se sentía desvalido por el solo hecho de no estar
bien con ella, aún así, ante la inquietud sobre el origen del problema
él debió, con voz quieta y pausada, contar parte de sus secretos.Había empezado a salir con una compañera de trabajo, una mujer que le
satisfacía todos los egos, él me juró que jamás se habían ido a las
manos o a los besos, eso sí, él se sentía tan a gusto con ella que
empezó a recordar sus aventuras poéticas en el colegio. Utilizó los
‘post it’ de la oficina para dejarle un mensaje a diario, solo
mensajes, suposiciones propias de un ser que ha delegado su racionalidad
a la pasión que lo libera.

Las notas, cada una de ellas habían llegado a manos de su esposa.
Viviana me escuchaba y veía mis gestos, para mí era incomprensible
aquello que mi amigo contaba, Viviana solo miraba mi rostro, yo creí que
se esforzaba en entender de qué se trataba el diálogo con mi amigo, sin
embargo así no era, ella estaba midiéndome con una tijera igual a la
que usaría para medir a mi amigo. Meses después, yo podría leer una a
una las notas que mi amigo dejaba a quien no pudo ser su amante, las
mismas habían sido entregadas de mujer a mujer; esto se dio porque mi
amigo, cuando supo que era tan débil, que en cualquier momento le sería
infiel a su esposa se decidió por buscar otro trabajo y abandonar ese
intento de aventura. Para la mujer, la aventura, según le dijo a la
esposa de mi amigo, había sucedido todo el tiempo, ella se sentía
seducida, increíblemente amada debido a los coqueteos de mi amigo.
Los mensajes solo tenían aproximaciones a la coquetería que estaban
escritos de este modo.
“… Las manos juegan a danzar entre ellas .. los dedos sensibilizan el
brazo del otro.. mi mano sobre tu pierna .. la tuya en mi espalda … ”

“…. mi vaso de gaseosa está a medio terminar .. el tuyo sin empezar ..
las palomitas de maíz están en su recipiente … la película empezó
hace varios minutos … algunas veces la oscuridad se posesiona del
cinema .. tú me tomas la mano .. yo la tuya … nos buscamos .. ”

“… la pereza habita en nosotros … nos sentamos viendo hacia
cualquier parte .. pasan unos niños con sus padres .. pasan unos jóvenes
.. el lugar se llena .. no hablamos .. hay una revista … luego al
tiempo decimos… podemos ir a ver la película que estén dando … ”

“… el aroma del café llega pleno a las terminaciones nerviosas .. te
veo con la taza en la mano … la llevas a la boca … tus ojos se
concentran en un punto lejano… me miras … me dices te acuerdas de
aquel día en que me abrazaste …. “.

“…tu voz hablándome de tí . de esos sueños que te desvelan .. de lo
que harás mañana .. de de lo que hiciste hoy … de una película… de
la comida…. ”

“… quiero saber el lugar en donde te gustaría que pusiera dulce de
arequipe…. poner arequipe en tus pezones y de a poco.. entre chupar y
morder quitarlo por completo …

“….ahora estoy esperando un abrazo… un abrazo tuyo…. un beso.. una
palabra consintiéndome en el oído … ahora estoy aquí imaginando tu
aroma …”

“…. qué te gustaría que invente ?… quizá que estés en este instante
en mi cama, semi desnuda, con los pies haciendo cosquillas sobre mi
espalda …. o quizá tan solo abrazados viendo una película. .. quizá se
te ocurre ver una película erótica conmigo … talvez podamos
imaginarnos preparando un dulce en la cocina….

“.. mis manos sobre tu ombligo … acariciar tu estómago .. sentir que
tu cuerpo se impulsa hacia atrás y el mío hacia adelante … abrazar tus
caderas … suponer que puedo delizar mis manos hacia arriba o hacia
abajo… o una arriba y la otra abajo … imaginar tu humedad … sería
hermoso sentir tu humedad .. poder esconder mi mano en tu lugar más
húmedo .”

“….Anoche quería ver por entre tu escote … esperaba que lo notaras y
soltarás un botón más … podría haber visto el color del brasier …
el color de tu piel… quizá me hubieras consentido dejando ver un poco
más… haberlos levantado un poco .. sugerir que mis manos pudieran
introducirse ahí …. ”
“.. ahora te toca buscarme… estoy en tu corazón”

“… dos y dos son cuatro… cuatro y dos son seis.. tú y yo somos uno solo
….”

“… Ya viste el arco iris.. lo mandé hacer para ti ..”

“de esquina a esquina.. entre un número y otro .. para mí solo estás
tú….”
“…. Bésame e iré detrás de ti todo el tiempo…. ”
Viviana se fue a su cuarto, no salió hasta el final del día, no quiso
explicarme si había motivos para haberse metido a su cuarto y no hablar
conmigo. Antes de terminar el día, ella tomó las notas que yo le había
escrito, uno a uno, ello los había guardado en un álbum, en el que no
había fotos, solo notas que yo también le escribía para coquetearle. Al
final de verlos todos me dijo, me da miedo que no sean ciertos.

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s