Se come las uñas

– Y te gusta ?

– No.  Es como dirían los aficionados al teatro, una obra que está inconclusa.

– Pero así son todas las obras humanas.

– No importa.  Mira se come las uñas, es desordenado con el cabello, su ropa no es la más adecuada, sus zapatos son horribles.

– De verdad, no te gusta?

– Ya te dije que no.

– Entonces por qué me estás hablando de él?

– No se, solo se me ocurrió para hablar de alguna cosa.

– Comprendo.  Y cómo van tus cosas?

– Todas bien.

– El qué hace?

– Por qué me preguntas?

– Quizá encuentre alguna respuesta a por qué se come las uñas o vive con la apariencia descompuesta

– Creo que corta carne o la vende, o no se, pero es algo con carne para supermercados.

– Ya entiendo.  Si yo trabajara con carne también me comería las uñas todo el tiempo.

– Das asco.

– Dime si te gusta.  De verdad, piensas en él por las noches?

– Estás siendo necia.  No me gusta y no pienso en él por las noches.  Solo fue un intento de conversación contigo.

– A mí si me gusta, y tengo claro porque se come las uñas.

– Ya se por qué trabaja cortando carne y se come la que le queda en ellas.

– No.  Él se come las uñas porque en las mañanas cuando el sexo es repentino y apasionado, me clava las uñas en la espalda, no se baña y va por ahí comiéndose mis pedacitos de cuero.

 

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s