De repente todo calla

De repente todo calla.  Incluso el silencio enmudece y se mantiene solemne en medio de sus rostros callados.  El eco se aproxima a escuchar sus gestos, las nubes se detienen y susurran con el viento.  Ella lo besa y se despide para siempre.  Él no sabe que en el fondo "para siempre" es apenas un instante antes del perdón y una eternidad después del enojo.

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s