Ahora hace frío

La puerta del balcón abandona su postura y ve como el viento rápidamente se arrastra hacia adentro. Los peces que adornaban con su muerte las baldosas aletean y salen a mirar desde el balcón la oscuridad de la calle. Una mariposa se detiene sobre la mesa y me planta su cara de enojo para que la mire. Me lo merezco, no he sido capaz de inventar algo para que ella recite en las noches.

Ahora hace más frío. La pared se recuesta incómoda sobre el vacío y gime del mismo modo que aquella mujer gorda a la cual le hicieron el amor mientras temblaba con sus manos abiertas contra la pared. Ahora el frío apaga el calor de los colores de los cuadros que adornan la sala.

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s