Soy apenas dos o tres cosas

Yo soy las dos o tres calles que me llevan de la casa a la oficina,las tres o cuatro esquinas que me traen de vuelta,las palabras que repetiría algún día para otros sin que alcance para hablarles tres días. Soy como esos pequeños magoscon una maleta de tres o cuatro trucos,pero no, nunca llegan al quinto. Soy apenas esas noches en que duermo y no … Continúa leyendo Soy apenas dos o tres cosas

Quema sus horas antes de la noche

Hay una corriente de aire frío que no está en las estadísticas de los meteorólogos, cruza ahora desde la esquina de la calle que viene de la avenida, atraviesa dos árboles nativos y pone todo su frío afilado para rasgar con hielo el rostro. En la cancha un grupo de niños juegan un partido de fútbol, el que ha hecho el último gol grita con … Continúa leyendo Quema sus horas antes de la noche

Cartas. Ecología de las tinieblas

Nunca han existido razones para escribirte. Según tú, toda razón debe ser consensuada como mínimo entre dos partes. Considero que al estar encerrado en esta suplica solitaria a la que me has condenado no tengo otra opción que tomar como ciertas y válidas mis razones para escribirte. Esta mañana vi a una mujer reclamarle a un hombre por su tardanza en cada cita, para ella … Continúa leyendo Cartas. Ecología de las tinieblas