Adelgazar tu lengua en mi boca

Hablar de ti. Ser capaz de recordarte. Imaginar tu rostro Olvidar tu nombre y seguir hablando de ti como si la noche apenas hubiera empezado a notarse cuando tu pupila se oscurece. Ser una roca cuando todos quieren árboles Abrir la mañana con una mano extendiendo las cortinas. Desconectar la noche para que se encienda el día. Meter la mano debajo de tu blusa y … Continúa leyendo Adelgazar tu lengua en mi boca

Diarios Innecesarios XXVI

En la mañana, frente al espejo se puso el sostén con desenfado, como si todos los ritos acerca de la desnudez y la ropa los hubiese olvidado. Ahora, con la prenda desajustada debajo de la blusa, sin que ella quisiera notarlo, uno de sus senos amenazaba con la fuga mientras el otro parecía escondiéndose de un ataque nuclear. Así estaba detrás de la barra, yo … Continúa leyendo Diarios Innecesarios XXVI