Invenciones secretas

Después de haber sucedido lengual y digital sobre su cuerpo, de reconocer una ignorancia total acerca de heridas mínimas en su cuerpo, de ver sus orejas sin espacio para aretes, me sorprendió observándola lleno de curiosidad más que de deseo, le respondí a la inquietud que aparecía en su rostro, es que no tienes cicatrices, ni siquiera la acostumbrada perforación en las orejas. Me dijo, … Continúa leyendo Invenciones secretas