Despertar acompañado, nada más

Yo solo quería un rato de sexo y volver por una mañana a la costumbre de despertar acompañado.Ella no tenía prisa por saber de mis deseos, aunque hubiese estado dispuesta a ellos. También quería arruncharse y poder quitarse todo al sentirse calentada por mi cuerpo. Conversamos hasta que el azar no da más oportunidades para que se le pida lo que uno quiere, y nos … Continúa leyendo Despertar acompañado, nada más