Cede, cede para unirnos en el juego

Quédate aquí junto a mi espera, trae tu mudez a mi silencio, pon tu mirada en la línea de mis ojos, entona mis cantos aún sin ser canciones, se mi luz para encontrarme con tu sombra, dame del hilo en las líneas de tu mano, haré con él un ovillo, una cometa, un lugar para los dos, para unirnos en el juego. Continúa leyendo Cede, cede para unirnos en el juego

A la hora en la que estoy escribiendo esta carta el cansancio puede con mis párpados y me pide con urgencia ir a dormir.

El ejercicio de la escritura, cuando tiene un receptor específico, tiene sabor a ingratitud  cuando no se sabe que no habrá una respuesta, sin embargo, esta misma situación permite poder desanudar sin complejos rumores que se tosieron bajo la mirada oscura de otro tiempo.  Te cuento algún hecho que agrietó mi historia entre tumultos insanos y olores a miseria humana. Hubo un tiempo en el … Continúa leyendo A la hora en la que estoy escribiendo esta carta el cansancio puede con mis párpados y me pide con urgencia ir a dormir.