Edades fragmentadas

Cuando tuve veinte años soñé con una mujer perfecta, a los veintiuno me convencí de que la perfección no existe, dos años después supe que me gustan las mujeres inacabadas, con tendencia al descontento más que a la conformidad con las formas impuestas. Conocí a una mujer, no me dijo su nombre, desde el comienzo me pidió llamarla arena, unas veces el adjetivo era movediza, … Continúa leyendo Edades fragmentadas

Tienes la edad de la literatura

Para sostener en el aire tu sonrisa he tenido la fortuna de lograrlo con un verso elevado a tus oídos del mismo modo en que alegre y feliz he elevado una cometa. Hace un tiempo me he dicho que amaré a una mujer que tenga la edad de la literatura, y la edad de la literatura es la que tienen los libros cuando conectan directamente … Continúa leyendo Tienes la edad de la literatura

No es lo que tengo, es lo que traigo

Entonces mientras terminaba su café me dijo, nací hace unos tantos años pero no tengo esa edad, voy a tratar de decírtelo de manera claro, no tengo estos años, más bien los traigo, traigo en mí los años que he vivido y en mis ausencias los que no viví, eso no quiere decir que unos resten a los otros, traigo tantos años en mí que … Continúa leyendo No es lo que tengo, es lo que traigo