Diarios Innecesarios XI

El desvelo anuncia un día largo.  Detrás del reloj digital, la segunda hora impar de la mañana gatea lentamente con un “tic tac” invisible,  El silencio es una cordillera sin ríos, apenas algunos sonidos desembocan en sus laderas, autos de prisa tardía o con remordimientos tempranos pasan por la avenida a una cuadra de mi casa.  Apenas hace unas horas estaba despierto, “el libro del … Continúa leyendo Diarios Innecesarios XI