Aproximaciones a la infancia

En el ascensor, esta mañana cuando subía al piso quinto, una mujer hermosa subió conmigo. Ella se hizo junto a los botones numerados con los que se indica el piso requerido, me preguntó, me preguntó el piso al cual iba, dije quinto, ella marcó otro, unos pisos más arriba. Rogué por un corte de energía, una falla en el ascensor, nada ocurrió, el camino vertical … Continúa leyendo Aproximaciones a la infancia