Cedes, cedes tu desnudez a mis dedos, a mi boca

Llego a tu cuerpo, todo parece ocultarse a mi búsqueda, es una apariencia inexacta, vuelvo a buscar, caigo breve en tu mirada extensa, me dejo descubrir por tus ojos y, mientras tanto, encuentro una fisura en tu piel por la cual iniciar la escalada hasta tu cuello, empiezo en ella, alcanzo a varias palabras surgidas de tus labios, y sin pretensión alguna, ellas me atan para elevarme con su acento en un vuelo de cometas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s