Visitaciones

Entras a la casa y ves que todas las puertas se desplazan en el eje donde cuelgan las bisagras, te había dicho, mi casa es un lugar de puertas abiertas, todas te esperan para verte pasar, para abrirse a tu paso, ahora me preguntas por las habitaciones, y yo te respondo sin estar obligado, sigue cada puerta hasta que una te lleve a mi cuarto.

Te ves un poco como la nada, igual que esos lugares en donde se pone el sol porque huye de la noche, y la madrugada se espanta de verse en los ojos de los que despiertan temprano. Te ves un poco así cuando me preguntas acerca de mañana y yo apenas sé nada, quizá una o dos palabras mal nombradas, quizá pueda hablar de mí, de tres o cuatro cicatrices bien marcadas en los codos y la cara. Te ves un poco como la nada, y ya no preguntes más, me hartan las preguntas porque mis respuestas suelen ser estúpidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s