Vidrios

Llevas las galletas y el café, vas hasta la ventana, observas la calle a través del vidrio, los colores sobre las paredes, los pasos de quienes la caminan, el edificio de enfrente, un auto, la sombra de un gato que ya no está. Bebes de la taza. al tiempo percibes el aroma, muerdes la galleta, repites la mirada sobre el vidrio, piensas en la transparencia que te permite desde dentro ver hacia el otro lado de la lámina, das un paso más hacia las preguntas, ¿cómo serían las casas y los apartamentos si no hubiesen inventado el vidrio, o las superficies transparentes? ¿cómo serían las ventanas, sería ese su nombre? Pasas una segunda galleta y te prometes no preguntarte más cosas, das vuelta, te diriges al sofá abandonando cualquier idea de la calle y la ventana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s