Ciudades

Hoy es un día cualquiera, este es algún lugar, yo soy un mengano más, el aire se enlaguna sobre prontitudes del que va, del que ya no fue, del que no será. La lluvia no cae torrentosa, teme a su propia intemperie; llovizna, a una cruzada de dóciles gotas, las mama el viento de una ubre nubilosa. El impar jubiloso ve pasar al uno y al mismo número airoso en el otro género, unos y unas, solitarias diligentes aprendieron la rutina, tragaran solitaria vejez, se ocuparán de ello en la tarde-noche de la vida. Árboles sin nombre, sin camaleónica actitud pasan desapercibidos, esta ciudad de ciegos solo ve a la masa, no quiere apropiarse de los nombres, todos, un cualquiera, todas una más, un anonimato asesino cubre este cualquier lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s