Si ibas a volver para qué moriste

Del apartamento de al lado, abriendo la pared con un grito llega la voz de la vecina, después del grito, aparece la conversación, yo junto toda mi atención en el oído, escucho. —Si ibas a volver para qué te moriste, siempre la estabas cagando y ahora también— Algo tira al piso, no hay ruido de piezas quebradas, vuelve a hablar. —Ahora no vas a joder con que la culpa es mía, no me vengas a culpar. Y ese puto olor con el que me vienes a recordar el alcohol y el purgante que te tomaste al final. Una puerta se cierra con fuerza, portazo, ya no alcanzo a escuchar más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s