Sin encuentros

Tú, claro tú, me eres tan cercana, presiento estás en la lista de quienes vinieron y se fueron, tienes razón, nada tiene de malo eso. Nos conocemos de alguna parte, de un lugar, siempre es de un lugar, todos somos de uno. Puedo nombrarte los que he recorrido, quizá así me recuerdes.

No eres hija mía, válgame Dios, si supieras lo que ya he recordado sin ser cierto, yo, si acaso logré que alguien pariera alucinaciones por mí, y se perdieron antes del parto.

Me son muy familiares tus ojos, son muy bonitos, claro ya te lo dijeron, es seguro que también te lo dije en ese tiempo que no llega a mi memoria, me era necesario y urgente decírtelo. Quizá nos conocimos de niños en el colegio, podríamos pensar que fuimos el primer amor, bueno, yo digo mi primer amor, no puedo pensar por lo que sentiste.

Teníamos una cita. Está bien, ni cita, ni encuentro, es solo la casualidad que nos encuentra, y nos pone acá, en este espacio justo antes de que las horas se cumplan.

Yo quisiera, y perdóneme la necedad que viene embotellada en mi boca, yo quisiera compartir contigo este tequila, nos tomamos dos copas y quizá recordemos y si no, y si no pues inventamos y nos vamos juntamos hasta que sea cierto que ya nos conocíamos de antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s