Hora de Podar

Abunda el calor en esta esquina, el bochorno se torna pernicioso.  La espalda me duele, hay un dolor intenso cerca del hombro derecho.  Me siento incómodo, una y otra vez cambio de posición en la silla sin que eso ayude.  He ido varias veces al baño para observar la espalda, no lo he podido hacer porque en cada oportunidad he encontrado a alguien.  Me puse la chaqueta, todos me miran extrañados.  Voy una vez más al baño, ahora está vacío, pongo el seguro rápidamente, me saco la chaqueta, me quito la camisa, doy un giro hasta una posición que me permite ver la zona en la que se produce el dolor.  Tomo las tijeras que llevo en el bolsillo de la chaqueta, empiezo a podar las pequeñas ramas del árbol.  Limpio rápidamente las hojas que cayeron al piso, me aplica gel medicinal para aliviar el dolor, salgo a mi lugar de trabajo, ahora sin chaqueta, todos me miran y sonríen, te habíamos dicho que hace calor, te ibas a quemar con tanta ropa encima.

 

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s