Encuéntrame

Puede que me encuentres mañana mientras buscas la blusa que lucirás en el día, en alguno de los lugares en donde guardas tu ropa o junto a tu cepillo de dientes o debajo de tu cama. Suele pasar que nos encontramos a las personas en los lugares menos esperados, cuando digo encontrarme no es en el modo corporar como si me vieras y pudieras tocarme, me refiero a que me encuentras porque piensas en mí y crees descubrir dentro de tí algún lugar para el cual puedo tener la medida exacta, es de ese modo que espero me encuentres.

A veces descubrimos lo que nos conecta con el otro cuando algún aroma propio, un color que nos gusta, una mirada tardía, una imagen repentina, una forma nos trae de manera inconciente, pero fuerte y profunda, la sensación de que el otro existe por y para uno, no en el sentido de dependencia, más como efecto de la libertad para amar sin otra complacencia que la de hacerlo libremente.

Puede que me encuentres mañana mientras terminas de tomar yogurth en el desayuno o cuando culminas tu oración diaria con la que pueblas de bendiciones tu día, quizá me descubras al bajar las escaleras o en el momento que observas el paisaje propio de alguna de las avenidas que te llevan a la oficina.

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s