Puntos y comillas

La comilla sencilla se miró sinceramente al espejo y se prometió no ser jamás una doble como tantas otras.La comilla observó que su sentido se perdía cuando estaba sola; así se mantuvo en espera hasta lograr su par.

El punto suspensivo descubrió que hacía mucho solo era un punto más de la cadena.

Oscar Vargas Duarte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s