No confíes en las palabras de un poeta

No confíes en las palabras de un poeta, son más honestas sus manos. No confíes en las manos de un poeta, llegarán pronto a la lujuria, son más honestos sus ojos. No confíes en la mirada de un poeta, su melancolía está acompañada de per-versos y profundos deseos que no podrás negarle, son más honestos sus pasos. No sigas los pasos de un poeta, te llevarán por desvaríos y lo seguirás un día a la locura, otro a la ebriedad sin fin, otro a la cordura mística y te perderás en sus caminos, son más honestos sus pensamientos. No confíes en los pensamientos de un poeta, están llenos de todas sus vidas, deberás amar cada una de las vidas que recuerda, en sus pensamientos habitan todos los "él" que existen, enloquecerás con ellos, son más honestas sus palabras. La verdad es que las palabras del poeta son honestas, de tal modo que en profundidad, amplitud y altura todo aquello que él escriba estará cubierto de una furiosa honestidad que si la percibes y confías en ella, estarás condenada a amarlo.

Oscar Vargas Duarte

0 comentarios en “No confíes en las palabras de un poeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s