Por qué estoy sobrio

Esquizofrenia Rodríguez, venía todas las noches a la una de la mañana a orinar en frente de la puerta de mi apartamento.  Era extraño sentir en la mañana que la entrada olía a orines, cuando sabía que la noche anterior había llegado borracho me culpaba, pero se volvió tan rutinario que abandoné la bebida para asegurar mi inocencia, entonces, supe que los orines no eran míos.
 
Una noche me quedé esperando a cazar a quien se orinaba en la entrada de mi apartamento, supe que era ella, con su pijama rosa llena de lunas azules, una pijama extraña para una mujer de 83 años.  Aún sigo sin beber.
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s